GRANJA ECOLÓGICA


 
Granja ecológica

UN VIAJE A NUESTRAS RAÍCES

En la granja de la Ecofinca Laurisilva, acercamos a los visitantes a la naturaleza mediante la propia experiencia. Enseñar a conocer la naturaleza y así quererla. Nos gusta compartir el sabor de la vida en el campo con todas personas que visitan la granja para ver, relacionarse y hasta cuidar a nuestros animales. A la zona de granja, habrá que acceder siempre en compañía de nuestro personal, que se hallará a su disposición entre las 8:00 y las 12:00 de la mañana. Queda prohibido acceder a la zona de la granja fuera de ese horario o sin el personal de la finca.

¡Ah! Y por supuesto: a deleitarse con nuestros productos naturales.

 
Granja ecológica

ANIMALES FELICES

Nuestros animales disfrutan de una vida feliz y tranquila en la granja ecológica. No solo son alimentados con piensos ecológicos, sino que además viven totalmente en libertad y buena armonía, accediendo de forma voluntaria a sus cuadras cuando quieren. Todas las aves: gallinas, patos, ocas, pavos, codornices, nuestro pony, Colombo, y nuestra oveja, Rosita, viven juntos formando una gran familia.

Animales en libertad

Siguen su ritmo natural

Alimentación con piensos ecológicos



 
Granja ecológica

COLOMBO Y ROSITA

Colombo y Rosita se han criado juntos desde su infancia, por lo que creen que son hermanos y resultan inseparables. En el estanque, las tortugas y los peces salen al sol para disfrutar de las vistas y el canto de los pájaros. Los huevos que recogemos a diario en la granja son fruto de la felicidad de nuestras gallinas, que comen cada día pienso ecológico de la mayor calidad y verduras ecológicas de nuestro huerto.

Además, al estar totalmente en libertad, se alimentan de los insectos, disminuyendo el número de posibles problemas en el huerto.

Productos ecológicos

Los niños pueden interactuar con los animales (con supervisión)

Entorno sostenible

 
Granja ecológica

LA VIDA DE LAS GALLINAS

Cada huevo de nuestras gallinas es una fuente de proteínas y vitaminas de la mejor calidad, como puede apreciarse desde el aspecto, hasta el color y el sabor de los platos cocinados con ellos. Nuestras gallinas ponen los huevos que quieren donde y cuando quieren. 

Además, cuando una de nuestras aves decide ser mamá, respetamos y ayudamos en su proceso de incubación en la naturaleza. Durante la primavera y verano, es muy frecuente ver a las mamás seguidas por sus múltiples polluelos.

Cría respetuosa con los ritmos de puesta según la estación

Huevos ecológicos

Alimentación natural